Control del dolor

Con CumAqua podrás utilizar las diferentes herramientas naturales y médicas para vivir y controlar el dolor del parto. La experiencia del dolor es muy subjetiva y cada mujer en su parto, escuchándose a sí misma, puede querer y necesitar un apoyo diversificado.

Anestésico natural: endorfinas

La mujer en su proceso de parto fisiológico segrega endorfinas produciendo un efecto sedante, capaz de inhibir las fibras nerviosas que transmiten dolor, además de actuar a nivel cerebral produciendo experiencias subjetivas, sensación de bienestar y disminución de la ansiedad.

Verticalidad – Movimiento

En CumAqua favorecemos las posturas verticales para mejorar el descenso del bebé por el canal del parto.

Movilizando la pelvis, con la pelota, pudiendo caminar y adoptando la postura en la que te encuentre más cómoda. Podrás moverte libremente, conectar con las sensaciones corporales, expresar tus emociones y el dolor con tu propio cuerpo sin sentirte observada. En definitiva, vivir el parto con plenitud.

Hidroterapia

La hidroterapia incluye el uso de agua para ayudar a aliviar los malestares del trabajo de parto. Te permite permanecer consciente y controlar la situación.

El agua caliente promueve la relajación muscular y puede reducir el dolor, la ansiedad y la necesidad de medicación.

Analgesia con TENS

El uso del TENS en el parto es una opción eficaz y segura para aliviar el dolor y fomentar el parto natural.

Se trata de un aparato que genera impulsos de transmisión nerviosa electrica transcutánea, se coloca en la zona lumbar siguiendo el recorrido de los meridianos de energia para mitigar el dolor.

Ayuda la madre a mantener el control, a estar más alerta y a eliminar la necesitad de calmantes químicos.

Es totalmente seguro para la mama y el bebé en el momento del parto, y también ayuda los dolores posteriores al parto o el post operatorio trás una cesarea.

Anestesia epidural y “Walking Epidural”

Este tipo de anestesia consiste en bloquear el dolor mediante la introducción de anestésicos en el espacio epidural, en su versión “Walking” permite la deambulación de la gestante durante el trabajo de parto.

La opción de tener un parto con anestesia epidural tiene sus ventajas e inconvenientes. Debemos valorar los pros y contras en función de vuestras preferencias y de cómo queréis que transcurra vuestro parto.

Todas vuestras dudas serán resueltas en las consultas de forma personal.