Apoyo a la lactancia

La lactancia materna

La lactancia materna es la forma natural y propia de la especie humana para la alimentación de lactantes y niños pequeños.

La lactancia materna no es sólo una forma de alimentación sino un estilo de vida, una forma de entender la relación maternal.

La leche materna es beneficiosa para el bebé porque contiene anticuerpos que pasan de la madre al bebé y le ayudan a combatir infecciones. El lactante tiene menos probabilidades de tener catarros, infecciones de oído y asma.

La leche materna contiene los nutrientes necesarios y en proporciones adecuadas para cubrir las necesidades de un crecimiento adecuado para el bebé pues la composición de la leche materna, varía con el tiempo, evolucionando con los requerimientos nutritivos del lactante.

Al salir directamente del pezón a la boca del bebé, se reduce la posibilidad de contaminación por agentes medioambientales.

Durante la lactancia materna el estímulo provocado por la succión del bebé al pezón de la madre libera oxitocina que favorece las contracciones del útero (entuertos). Con ellas el útero se contrae y se consigue su retracción evitando así sangrados abundantes y prolongados.

Asimismo, el amamantar significa un gasto de energía (de la grasa acumulada durante el embarazo) que permite volver al peso ideal más rápidamente después del parto.

La hormona prolactina tiene un efecto calmante y sedante en las madres lactantes. Eso significa que la madre estará más tranquila durante el amamantamiento y tras éste recuperará el sueño fácilmente.

A lo largo de la historia el amamantamiento ha sido un anticonceptivo que permite de forma natural espaciar los embarazos. Algunos estudios sugieren que el amamantamiento exclusivo prolongado, disminuye la fertilidad materna, sin embargo esto no es efectivo al 100%, así que habrá que tomar precauciones si no se desea otro embarazo.

Al nacer, los bebés no sólo necesitan una buena atención médica, sino que es básico ese contacto y afecto que les proporcionan sus padres desde el primer momento.

Desde CUMAQUA recibirás todo el apoyo y soporte necesario para que puedas amamantar a tu bebé y te resolveremos todas las dudas que te puedan surgir.

En el tercer trimestre os ofrecemos una consulta informativa sobre la lactancia materna. Somos responsables de que os sintáis seguras cuándo llegue el momento de amamantar a vuestro bebé.

En las primeras horas o días podéis pedir una consulta de apoyo a la lactancia materna para evaluar el agarre y valorar diferentes posiciones durante la toma. Esperando que con nuestro apoyo la lactancia sea exitosa y no nos necesitéis más, os podremos asesorar en caso de cualquier problema ( grietas, dolor, mastitis, falta de sueño) para encontrar una solución.

  • Os continuaremos apoyando cuando sea el momento de volver al trabajo o de introducir otros alimentos.

Preguntas frecuentes

¿cómo puedo estar segura de tener leche para mi bebé?

Lee autoconfianza y lactancia en nuestro blog

¿Hay cosas que no puedo comer o beber cuándo estoy dando el pecho?

Durante la lactancia son muy raros efectos colaterales en el bebé debidos a alimentos ingeridos por la madre, así que puedes comer de todo asegurándote de tener una alimentación variada;  sería desaconsejable beber alcohol.

¿Puedo tomar fármacos durante la lactancia?

No está contraindicado tomar paracetamol e ibuprofeno. Para cualquier otra medicación o infusión existe una web muy actualizada: e-lactancia.org